Facebook pixel code

¿Qué es el Síndrome Metabólico?

¿Cuáles son los síntomas y las causas del síndrome metabólico?

En primer lugar, es importante tener en cuenta que el Síndrome Metabólico es una de esas enfermedades silenciosas, lo cual lo hace aún mucho más peligroso. No es como la gastritis que hace que te duela el estómago. El síndrome metabólico no da signos, se asienta poco a poco sin que el enfermo note esta evolución.[1]Caterson I, et al. Gaps to bridge: Misalignment between perception, reality and actions in obesity, Diabetes Obes Metab 2019; 21(8): 1914–24.

El síndrome es una mezcla de diferentes síntomas, signos y efectos y no aparece solo como una enfermedad, por lo tanto, es necesario reunir una serie de factores de riesgo para poder tener un diagnóstico definitivo.[2]Bray G, et al. Obesity: a chronic relapsing progressive disease process. A position statement of the World Obesity Federation, Obesity Rev 2017; 18(7); 715–23.

Como ya comentamos, todo comienza con la resistencia a la acción de la insulina, generando una incapacidad para que tu cuerpo se autorregule y equilibre la producción de energía con el gasto diario. Desafortunadamente, esto no genera ningún síntoma inmediato que pueda encender algún tipo de alerta.[3]Casazza K, et al. Myths, Presumptions, and Facts about Obesity.N Engl J Med 2013; 368:446-454

La lista de criterios para la definición y diagnóstico de la enfermedad es la siguiente:

  • Circunferencia abdominal mayor de 88 cm (mujer) y mayor de 102 cm (hombre).
  • Triglicéridos por encima de 150 mg / dL.
  • Colesterol HDL por debajo de 50 mg / dL en la mujer y por debajo de 40 mg / dL para el hombre.
  • Presión arterial por encima de 130 x 85 mmHg.
  • Glicemia en ayunas superior a 100 mg / dl.

 

Si leíste esta lista y te has identificado en al menos tres de estos puntos, es muy probable que hayas desarrollado un síndrome metabólico, pero solo un médico especialista, después de pedir algunos exámenes y basado en los resultados puede hacer el diagnostico final.

Causas

Son muchos los factores que pueden desencadenar la enfermedad, desde el sobrepeso o tener la cintura amplia (acumulo de grasa) , hasta una alimentación inadecuada, cambios en los parámetros de presión arterial, nivel de glucosa en la sangre (azúcar), triglicéridos, colesterol, sedentarismo, trastornos del sueño, estrés e incluso algunos medicamentos que pueden facilitar el aumento de peso o provocar cambios en tu organismo.[4]Australian Institute of Health and Welfare 2017. Impact of overweight and obesity as a risk factor for chronic conditions: Australian Burden of Disease Study. Available … Continue reading

Aunque la acumulación de grasa abdominal es una de las principales características de la enfermedad, la resistencia a la insulina también puede ser desarrollada por personas delgadas, lo que elimina la posibilidad de un diagnóstico puramente visual. Se puede tener una “barriga cervecera” o de “manzana” y no tener el síndrome metabólico, así como lo contrario también puede ser posible.[5]Casazza K, et al. Myths, Presumptions, and Facts about Obesity.N Engl J Med 2013; 368:446-454

En cualquier caso, hay que dejar claro que, de forma aislada, cada uno de estos cambios aumentan el riesgo de problemas de salud más graves. Por ello, reforzamos el concepto que la consulta con médicos especialistas es siempre la mejor forma de prevenir o tratar el síndrome metabólico.

 

Referências[+]

Suscríbete a nuestro boletín