Facebook pixel code

Tratamientos

Hablar sobre el tratamiento de la obesidad y el síndrome metabólico es siempre un tema muy importante. En algunos países como en Brasil, existen directrices bien definidas sobre qué pacientes están indicados para el tratamiento.

Uno de los conceptos más comunes en lo que se refiere al tratamiento de la obesidad es reducir la ingesta alimentaria y aumentar el gasto energético con la actividad física, es decir, coma menos y haga más ejercicio. [1]Sumithran P and Proietto J. The defence of body weight: a physiological basis for weight regain after weight loss. Clin Sci 2103; 124: 231–41.[2]World Health Organization – Diet, physical activity and healthhttps://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/78540/ewha5523.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Pero, lamentablemente, perder peso es un algo más complejo. Esto porque cuando tu cuerpo se da cuenta de que está perdiendo peso, crea mecanismos para regresar a tu peso inicial, principalmente al desacelerar su metabolismo y aumentar la producción de la hormona del hambre, llamada grelina.

Y esto sucede  aunque te esmeres para tener éxito en esta fórmula de reducción de peso, tu organismo percibe estos cambios en la ingesta y el gasto de calorías y trabaja activamente para que tu cuerpo vuelva a su peso inicial [3]Sumithran P and Proietto J. The defence of body weight: a physiological basis for weight regain after weight loss. Clin Sci 2103; 124: 231–41..

Por muy desalentador que parezca, esto es un hecho y tu cuerpo lo hace de dos maneras. Primero, la cantidad de energía que usa su cuerpo (al descansar o hacer ejercicios) es menor de lo esperado con base en tu peso y composición corporal [4]Sumithran P and Proietto J. The defence of body weight: a physiological basis for weight regain after weight loss. Clin Sci 2103; 124: 231–41.[5]RACGP. Obesity prevention and management position statement 2019. Available at https://www.racgp.org.au/FSDEDEV/media/documents/RACGP/Position%20statements/Obesity-prevention-and-management.pdf, … Continue reading[6]Oothergill E, et al. Persistent Metabolic Adaptation 6 Years After “The Biggest Loser” Competition. Obesity 2016; 24(8): 1612–19.[7]. Bray G, et al. The Science of Obesity Management: An Endocrine Society Scientific Statement. Obesity Rev. 2018; 39; 79-132. Este cambio persiste durante años, aunque si recuperas el peso perdido [8]. Bray G, et al. The Science of Obesity Management: An Endocrine Society Scientific Statement. Obesity Rev. 2018; 39; 79-132. En segundo lugar, los cambios en las hormonas que controlan el hambre y la saciedad se esfuerzan para hacer que tu peso vuelva a subir.[9]Sumithran P and Proietto J. The defence of body weight: a physiological basis for weight regain after weight loss. Clin Sci 2103; 124: 231–41.[10]Oothergill E, et al. Persistent Metabolic Adaptation 6 Years After “The Biggest Loser” Competition. Obesity 2016; 24(8): 1612–19.[11]Bray G, et al. The Science of Obesity Management: An Endocrine Society Scientific Statement. Obesity Rev. 2018; 39; 79-132

Actualmente, las opciones para el tratamiento de la obesidad son el cambio de hábitos de vida a través de la dieta y la actividad física, el tratamiento farmacológico asociado al cambio de hábitos y finalmente la cirugía, que también debe estar asociada al cambio de hábitos. Todos los tratamientos deben estar siempre asociados a cambios en los hábitos alimentarios y, si es posible, a la inclusión de actividad física. Sin estos cambios, existe un gran riesgo de recuperar todo el peso perdido en poco tiempo.

En líneas generales, hay tres opciones sobre cómo afrontar la obesidad y sus consecuencias: dieta, medicación o cirugía. Por supuesto, para todas ellas, la actividad física es siempre una asociación muy bienvenida.

También podemos decir que para cada una de estas tres vías existe una indicación basada en el índice de masa corporal (IMC) de cada paciente. En otras palabras, solo tu médico podrá indicar el camino más adecuado a tu situación, pero si tienes un ligero sobrepeso, la dieta y la actividad física deberían solucionar el problema a largo plazo; los medicamentos y los cambios en el estilo de vida son más adecuados para quienes ya padecen de obesidad; y la cirugía es la opción más recomendada para aquellos considerados con obesidad mórbida, con un IMC elevado.[12]World Health Organization  – BMI/IMC  https://www.who.int/data/gho/data/themes/theme-details/GHO/body-mass-index-(bmi)

 

Dejando claro, una vez más, que esta plataforma no ofrecerá la fórmula mágica para solucionar el problema de la obesidad. Lo que ofrecemos aquí es el conocimiento que puede ayudar a pacientes, familiares y amigos a encontrar el mejor acompañamiento profesional para tu caso específico. Así como cada paciente es único, también lo es el tratamiento.

El tratamiento con un equipo de especialistas en obesidad siempre conduce a un mayor éxito en la pérdida de peso. El seguimiento por parte de endocrinólogos, nutricionistas o nutriólogos, psicólogos o psiquiatras, profesionales de la educación física y, si es necesario, un cirujano bariatra son la clave del éxito.

Siempre es importante recordar que la obesidad es una enfermedad crónica e incurable y debe controlarse de por vida.[13]Australian Institute of Health and Welfare 2017. Impact of overweight and obesity as a risk factor for chronic conditions: Australian Burden of Disease Study. Available … Continue reading Incluso cuando el tratamiento es exitoso y el paciente está delgado, solo el mantenimiento del tratamiento es lo que conduce al éxito. Abandonar el tratamiento pone en riesgo todos los éxitos logrados.

En nuestro blog puedes encontrar artículos que abordan varios de estos aspectos. Si no encuentras lo que estás buscando, escríbenos e incluiremos este tema en nuestras discusiones de pautas futuras.

Referências[+]

Suscríbete a nuestro boletín