Obesidad y menopausia: una combinación peligrosa

Publicado en 06/12/2023.

Tiempo de leer: 6.6minutos.

Obesidad y menopausia: una combinación peligrosa

La menopausia es algo que ocurre con todas las mujeres y, para muchas de ellas, está asociada con el aumento de peso y la obesidad.

Sin embargo, esta asociación no es ni simple ni directa y puede afectar al organismo de diferentes maneras.

Pero, como veremos a continuación, mantener un peso saludable puede ayudarte a controlar e incluso prevenir muchos de los malestares que comúnmente aparecen en esta etapa de la vida de la mujer, haciendo que el conocimiento sobre las diferentes estrategias para mantener la salud adquiera una importancia aún mayor.

 

Obesidad y menopausia: ¿existe una relación?

Antes de adentrarnos en la relación entre la obesidad y menopausia, es importante entender lo que cada una de estas condiciones significa:

  •  La menopausia es una fase natural en la vida de las mujeres que marca el final de sus años reproductivos y suele ocurrir entre los 45 y 55 años. Se produce debido a cambios hormonales en el cuerpo y se caracteriza por el cese de la menstruación
  • Por otro lado, la obesidad es una condición caracterizada por el exceso de acumulación de grasa corporal. Sin embargo, no se limita solo a eso, ya que la obesidad puede ir acompañada de una serie de cambios metabólicos, además de aumentar el riesgo de desarrollar otros problemas de salud

Pero, incluso conociendo el significado de cada uno de estos conceptos, surge la pregunta: ¿Cómo están interconectados estos dos factores?

 

Y la respuesta a eso no es tan simple como parece:

  1. Cambios hormonales

Desde la menopausia, los ovarios van produciendo cada vez menos estrógeno y progesterona, dos importantes hormonas femeninas.

Esto hace que, entre otras cosas, el organismo empiece a manejar la grasa de manera diferente1:

  •     Hay una mayor acumulación de grasa en la región abdominal
  •     Mayor facilidad para ganar peso
  •     Dificultad para perder los kilos extras

¿Pero por qué ocurre esto?

Una de las funciones del estrógeno es precisamente “dar forma” al cuerpo de la mujer, y esto incluye la distribución de la grasa.

Por eso, las mujeres jóvenes tienden a acumular más grasa en la región de la cadera.

Pero cuando cesa la producción de la hormona, la distribución de la grasa en el cuerpo cambia, y esta comienza a acumularse en el abdomen.

 

  1. Cambios en el metabolismo

La disminución de los niveles de estrógeno tiene un efecto directo en el metabolismo de las grasas[1]Albert A. Opoku, Mandy Abushama, Justin C. Konje. Obesity and menopause. Best Practice & Research Clinical Obstetrics & Gynaecology. … Continue reading. En otras palabras, lo que sucede es una reducción del gasto de energía y la quema de grasas, lo que lleva al aumento de peso.

Además, los bajos niveles de estrógeno también aumentan el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina, lo que obliga al páncreas a producir una cantidad cada vez mayor de esta hormona.

Con el tiempo, sin embargo, el páncreas comienza a fallar y a disminuir la producción de insulina. Esto, a su vez, puede llevar a la diabetes tipo 2.

 

  1. Ansiedad y otras cuestiones psicológicas

Como vimos, la menopausia es un período de grandes cambios fisiológicos, con intensas fluctuaciones hormonales.

Sin embargo, las hormonas no afectan sólo la distribución de grasa y el metabolismo: tienen un gran impacto en las emociones y el estado de ánimo.

Así, durante la menopausia es común la aparición de síntomas psicológicos, especialmente la ansiedad y la depresión.

Estos dos problemas, a su vez, pueden llevar al aumento de peso, ya que comúnmente provocan un incremento en el consumo de alimentos dulces y grasos.

 

Obesidad y síntomas de la menopausia

El exceso de peso puede intensificar los síntomas de la menopausia, haciendo que este período sea más incómodo para las mujeres que sufren de obesidad.

Sin embargo, la explicación para este empeoramiento es, como vimos anteriormente, compleja y depende de diferentes factores. Pero el principal de ellos es el estrógeno, la principal hormona femenina.

Además, el exceso de grasa actúa como un aislante térmico, empeorando los sofocos comunes de la menopausia. Así, las mujeres con obesidad presentan este síntoma con mayor frecuencia.

No obstante, otros síntomas de la menopausia también son comunes en personas con sobrepeso y obesidad, y lo que sucede es una potenciación de ellos, especialmente en el caso de los cambios de humor, la ansiedad, los problemas óseos y articulares.

Es decir, estos malestares ya son más frecuentes en personas que están por encima del peso ideal, pero con la llegada de la menopausia, esto se intensifica.

De esta manera, basados en estudios sobre la menopausia y sus síntomas, expertos y organizaciones de salud internacionales, como la Sociedad Portuguesa de Ginecología[2]Fatela A, Neves AR, Couto D, Arteiro D, Águas F, Geraldes F, et al. Consenso Nacional Sobre Menopausa. Sociedade Portuguesa de Ginecologia. 2021. y el Comité de Salud de la Mujer de Australia[3]Leung Y, Gibson G, White S, Pettigrew I, Milward K, Milford W, et al. Managing menopausal symptoms. The Royal Australian and New Zealand College of Obstetricians and Gynaecologists/Women’s Health … Continue reading, han llegado a un consenso de que mantener un peso adecuado para la altura, así como un porcentaje de grasa normal, ayuda a disminuir la frecuencia y la intensidad de los síntomas de la menopausia.

Pero esto no significa que la pérdida de peso deba ocurrir solo cuando llega la menopausia. De hecho, lo ideal es tener un peso considerado saludable antes de la aparición de los síntomas, para así reducir las molestias que ocurren en esta fase.

 

Riesgos para la Salud

Tanto la obesidad como la menopausia se consideran factores de riesgo para algunas enfermedades crónicas, especialmente las enfermedades cardíacas y la diabetes.

En el caso de las enfermedades cardiovasculares, esto ocurre de dos maneras:

  • El exceso de peso comúnmente aumenta los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, los cuales pueden llevar al desarrollo de problemas cardiovasculares
  • Por otro lado, la menopausia tiene un efecto diferente, ya que el estrógeno tiene un efecto protector para el corazón. Así, cuando la producción de estrógeno termina, perdemos esa protección

En cuanto a la diabetes, los mecanismos que llevan a su desarrollo son:

  • Las células adiposas, es decir, de grasa, liberan sustancias proinflamatorias. Con el tiempo, esto termina haciendo que las demás células se vuelvan resistentes a la insulina
  • La resistencia a la insulina, a su vez, obliga al páncreas a producir cantidades cada vez mayores de esta hormona, llevando a la falla del órgano
  • Finalmente, como la menopausia puede aumentar el riesgo de obesidad, además de modificar el metabolismo de las grasas, potencia el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Por eso, cuidar de la salud, y principalmente del peso, es esencial para prevenir estos y otros problemas de salud asociados a la menopausia.

Resumen de los puntos principales

  • La obesidad y menopausia son dos factores que están interconectados de diversas maneras
  • La disminución de la producción de estrógeno por los ovarios causa, entre otros síntomas, el aumento de peso y una mayor acumulación de grasa en la región del abdomen
  • El exceso de peso, a su vez, tiende a empeorar los síntomas de la menopausia
  • Estos dos factores asociados, menopausia y obesidad, aumentan significativamente la probabilidad de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2
  • Mantener un peso saludable es la clave para aliviar los síntomas de la menopausia y ayuda a prevenir otros problemas de salud comunes en esta etapa de la vida

Referencias

Referencias
1 Albert A. Opoku, Mandy Abushama, Justin C. Konje. Obesity and menopause. Best Practice & Research Clinical Obstetrics & Gynaecology. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1521693423000482
2 Fatela A, Neves AR, Couto D, Arteiro D, Águas F, Geraldes F, et al. Consenso Nacional Sobre Menopausa. Sociedade Portuguesa de Ginecologia. 2021.
3 Leung Y, Gibson G, White S, Pettigrew I, Milward K, Milford W, et al. Managing menopausal symptoms. The Royal Australian and New Zealand College of Obstetricians and Gynaecologists/Women’s Health Committee. 2023.

Comparte esta historia...

Alimentación y celebraciones de fin de añoAlimentación y celebraciones de fin de año
Ejercicio físico y obesidadEjercicio físico y obesidad: beneficios físicos y psicológicos

Explora más publicaciones de blog