Facebook pixel code

Dieta y Nutrición tras la cirugía bariátrica

La cirugía debe estar acompañada de cambios en el estilo de vida, entre los cuales está la dieta. Y ahí la gran importancia de llevar una dieta saludable antes y después de la cirugía

Por Hablando de Obesidad - Actualizado el 29 Nov 2021, 11h:03 - Publicado el 22 Nov 2021, 14h:36 Dieta y Nutrición tras la cirugía bariátrica

La obesidad es una enfermedad crónica que aumenta y agrava la existencia de otras enfermedades peligrosas como la diabetes, la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares [1]Lahey, R., Khan, S.S. Trends in Obesity and Risk of Cardiovascular Disease. Curr Epidemiol Rep5, 243–251 (2018). https://doi.org/10.1007/s40471-018-0160-1.

Se ha demostrado que las personas obesas desarrollan más enfermedades, tienen más problemas psicológicos y sufren discriminación; experiencias que afectan negativamente la calidad de vida de los seres humanos.

Las cirugías bariátricas (intervenciones quirúrgicas para reducir la obesidad) han demostrado ser el tratamiento mas efectivo y con mayores beneficios para las enfermedades que coexisten con la obesidad, especialmente la diabetes.[2]Koliaki, C., Liatis, S., le Roux, C.W. et al. The role of bariatric surgery to treat diabetes: current challenges and perspectives. BMC Endocr Disord 17, 50 (2017). … Continue reading.

Sin embargo, la cirugía debe estar acompañada de cambios en el estilo de vida, entre los cuales está la dieta. Y ahí la gran importancia de llevar una dieta saludable antes y después de la cirugía.

 

Prefiera siempre una dieta saludable

 

La obesidad produce un estado inflamatorio permanente y como consecuencia algunas estructuras celulares se mantienen con daño aun después de la cirugía. La alimentación saludable incluye sustancias que combaten la inflamación, así como antioxidantes que ayudan a la reparación.[3]Billingsley, H.E., Carbone, S. The antioxidant potential of the Mediterranean diet in patients at high cardiovascular risk: an in-depth review of the PREDIMED. Nutr & Diabetes 8, 13 (2018). … Continue reading.

Antes de la cirugía, una dieta saludable aportará nutrientes que preparan el cuerpo para enfrentar el trauma quirúrgico y favorecer la cicatrización. En el postoperatorio, la dieta saludable acompaña el rápido descenso de peso previniendo la aparición de enfermedades causadas por disminución de las defensas.

Una buena alimentación ayuda nuestro aspecto físico, mejorando el estado de la piel y el cabello. Además de contener sustancias que pueden mejorar nuestro estado de ánimo, favoreciendo la formación de hormonas cerebrales llamadas endorfinas. Finalmente, mantener una alimentación saludable previene la reganancia de peso después de la cirugía.

 

Quite de su dieta el junk food

 

Para quien va a pasar por una cirugía bariátrica, en la fase preoperatoria, es recomendable la adopción de una dieta saludable que contenga proteínas y alimentos fuente de vitaminas. Es muy importante suspender cuanto antes el consumo de productos dañinos que favorecen la inflamación, como las grasas, la  junk food (comida chatarra o basura), las bebidas y alimentos  con grandes cantidades de azucares, el alcohol y tabaco.

La preparación dietética tiene por objeto acondicionar el organismo para la cirugía, reduciendo el tamaño del hígado y la grasa intrabdominal. Estos cambios ayudaran a una cirugía mas segura y con recuperación más rápida[4]MECHANICK, Jeffrey I., et al. Clinical practice guidelines for the perioperative nutrition, metabolic, and nonsurgical support of patients undergoing bariatric procedures–2019 update: cosponsored … Continue reading.

 

Después de la cirugía disminuya las porciones

 

Después de la cirugía, debido a los cambios y suturas que se han realizado, el retorno de la alimentación debe ser progresivo y cuidadoso para permitir la adaptación del sistema digestivo.

Se recomienda consumir porciones pequeñas – entre   50 y 100ml.  Inicialmente solo con líquidos, continuando con un período de consistencia papilla o puré y posteriormente comidas livianas.

Al momento de escoger alimentos se debe evitar aquellos con elevado contenido de azúcar, grasas y adaptar las preparaciones para prevenir que se produzca exceso de gases o dolor abdominal.

Además, es importante asegurar una buena ingesta de líquidos, prefiera el agua, bebiendo al menos 1,5 litro al día para evitar la deshidratación [5]MECHANICK, Jeffrey I., et al. Clinical practice guidelines for the perioperative nutrition, metabolic, and nonsurgical support of patients undergoing bariatric procedures–2019 update: cosponsored … Continue reading.

Pese a los diversos tipos de cirugía no existen diferencias importantes en la dieta del paciente. El hábito alimentario debe ser ordenado con 3 a 5 comidas al día, según necesidad, evitando las porciones de gran tamaño e incluyendo alimentos variados con proteínas, verduras, granos, cereales y frutas.

En cirugías con mayor componente de malabsorción como la diversión biliopancreática y switch duodenal, se recomienda una dieta con mayor adecuación para asegurar alimentos altos en proteína y reducir el riesgo de desnutrición

En el largo plazo todos los pacientes deben cuidar su alimentación evitar la reganancia de peso.

 

La adaptación después de la cirugía

 

Después de cualquier tipo de cirugía el paciente necesita un período de adaptación.

Tanto la reducción del estómago como los cambios a nivel intestinal producidos por los diferentes tipos de cirugía, alteran el vaciamiento gástrico y las ondas digestivas. Por estas razones es necesario acostumbrarse a comer mas lento, escoger alimentos blandos e hidratados para evitar los síntomas de atoramiento.

También se recomienda una suplementación de vitaminas y minerales y control periódico de los niveles de vitaminas en la sangre. Esto porque los cambios generados por la reducción del estomago y la intervención intestinal disminuyen la absorción de las vitaminas y minerales[6]Ruz, Manuel, et al. “Heme-and nonheme-iron absorption and iron status 12 mo after sleeve gastrectomy and Roux-en-Y gastric bypass in morbidly obese women.” The American journal of … Continue reading.

En los pacientes estudiados después de la cirugía bariátrica se han encontrado deficiencias de vitaminas, que pueden ser responsables de síntomas como calambres, sensación de hormigueo, disminución de la visión nocturna, decaimiento y falta de animo. Además, la falta de estos micronutrientes puede producir anemia y  alteraciones oseas como osteoporosis[7]Ziegler, O., et al. “Medical follow up after bariatric surgery: nutritional and drug issues General recommendations for the prevention and treatment of nutritional … Continue reading.

 

Una dieta de calidad es fundamental

 

La cirugía bariátrica reduce la capacidad para ingerir alimentos produciendo reducción del exceso de peso. La calidad de la dieta de una persona operada es muy importante. Considerando que son porciones pequeñas, estas deben contener alimentos que aporten proteínas, fibra y vitaminas para mantener la salud. Por el contrario, el consumo de alimentos de mala calidad además de perjudicar la salud, genera síntomas desagradables y puede producir reganancia de peso[8]MECHANICK, Jeffrey I., et al. Clinical practice guidelines for the perioperative nutrition, metabolic, and nonsurgical support of patients undergoing bariatric procedures–2019 update: cosponsored … Continue reading.

 

La dieta después de la cirugía debe ser variada y flexible, sin embargo,  también debe respetar las limitaciones generadas por el acto quirúrgico ya que las  transgresiones  generan sintomas de malestar y pueden ser causa de complicaciones como el síndrome de dumping o vaciamiento rápido.

 

La dieta – del griego díaita – significa “régimen de vida”.  Cuando es saludable y variada proporciona beneficios al organismo y buena calidad de vida. Además, en los pacientes operados previene la reganancia de peso.

Referências[+]

Suscríbete a nuestro boletín